Decálogo para Viajar con Niños

Decálogo para Viajar con Niños

Viajando con un niño!

 

Los viajes en familia deben ser tiempos especiales y dejarnos los mejores recuerdos. Pero viajar con niños no siempre es fácil y por eso aquí le presentamos algunos consejos que pueden serle de utilidad al planear sus próximas vacaciones con los más pequeños del hogar.

1. Compartir los planes: Platique con sus hijos sobre las expectativas que tienen del próximo viaje, las horas que tomará llegar al destino, y en especial de las atracciones que les pueden interesar. Esto hará que se sientan involucrados y les evitará sorpresas desagradables.

2. Adelántese a posibles imprevistos: Lleve en su equipaje de mano algo de comer como barras de cereales o fruta, un cambio de ropa y demás artículos que puedan serle útiles en caso de presentarse algún imprevisto como el retraso de un vuelo. También es buena idea llevar un pequeño kit para emergencias con curitas, algún antibiótico y antihistamínico por ejemplo.

3. Convierta el trayecto en algo divertido: Un largo recorrido puede disuadir el ánimo de sus pequeños. Entreténgalos llevando un reproductor de DVD portátil, libros de cuentos o para iluminar, una consola portátil de videojuegos. Lleve una mochila con juguetes y vaya dándoselos a intervalos de acuerdo con la duración del trayecto. A los niños siempre les divierte inventar juegos de palabras o de memoria.

4. Extreme precauciones a bordo del avió: Para el vuelo acomode a los niños en asientos centrales o de ventanilla para evitar accidentes cuando la tripulación pase con los carritos de servicio. No permita a sus hijos andar solos por el avión y trate de mantenerlos con el cinturón de seguridad abrochado (con holgura) la mayor parte del tiempo. Tenga cuidado con charolas demasiado calientes a la hora de los alimentos.

5. Alimentación saludable: Lleve frutas, jugos, barras de cereal, galletas o cualquier otro tipo de aperitivo sano (tenga en mente posibles restricciones en aeropuertos). Es muy importante que los niños beban mucha agua, sobre todo en vuelos largos, también en estos casos, recuerde que es muy recomendable tener a la mano chicles o dulces que ayuden a nivelar el cambio de presión.

6. Haga pausas durante viajes en carretera: Cuando se trate de un viaje largo en auto permita que los niños descarguen su energía ya sea corriendo o jugando en un parque o caminando por el bosque. Para los adultos será solo un poco de tiempo extra, pero para los niños significará nuevos lugares por descubrir.

7. Aproveche la creatividad de otros: Cada vez es más frecuente que los hoteles y las aerolíneas ofrezcan opciones para los pequeños, desde menús infantiles hasta entretenimiento a bordo o servicio de niñeras. Inclusive algunos museos tienen recorridos especiales para ellos.

8. Cuidado con el sol: La piel de los pequeños es más delicada y sensible a los rayos ultravioleta. Siempre lleve un protector solar con un FPS de 50 y a prueba de agua, sobre todo si van a playas o albercas.

9. Enseñe a valorar los buenos recuerdos: Anime a sus niños a coleccionar souvenirs de los lugares que visite, siempre que no representen un deterioro ecológico. De igual forma, enséñelos a tomar algunas fotografías, a enviar emails o postales a sus amigos y familiares de los lugares que visiten.

10. Asegure un viaje de placer: Aun cuando el seguro de viaje aminora las presiones y hace de las vacaciones una experiencia más completa, poca gente toma en serio su importancia. Cuando esté planeando sus próximas vacaciones, no olvide considerar este producto que le puede resultar muy favorable en un momento dado.

Esperamos estas sugerencias le sean de utilidad y quedamos como siempre a sus apreciables órdenes.

 

 

<< Regresar

Facebook

Facebook Messenger

Twitter

LinkedIn

Instagram

Pinterest